minimalismo de interiores: decoracion minimalista

El hogar  sin lugar a duda es nuestro espacio privado donde podemos ser realmente quienes somos, refugiarnos de los problemas del mundo exterior y compartir buenos momentos con los nuestros.


Pero ¿qué pasa si tu casa está desordenada y repleta de cosas? Bueno, pues probablemente te sentirás agobiada en ella, te costará concentrarte y hasta sentirás que tu casa es mas fea y pequeña de lo que realmente es.


Imagínate, sin embargo, una casa en la que cada cosa parece hecha a medida y tiene su por qué, mucho espacio libre para moverte, luz y colores armoniosos.

Una casa que además requiere poco tiempo limpiar y ordenar, por lo que la casa siempre parece transmite orden y tranquilidad.


Te sentirías mucho mejor en ese tipo de casa, ¿verdad? Pues no necesitas mudarte, puedes convertir tu casa en un verdadero hogar aplicando el minimalismo a tu casa. Sigue leyendo y descubre cómo. 

¿Qué es la decoración minimalista?

En términos generales, los minimalistas se definen como aquellas personas con la tendencia de simplificar y reducir, haciendo únicamente uso de lo necesario.

La decoración minimalista es una corriente artística cuya base es la decoración de ambientes con el menor número de elementos. Esta reducción permite la funcionalidad y espacio, siendo medido y sobrio.


En el minimalismo interior se busca aprovechar y optimizar todo el espacio disponible y se dispone de lo estrictamente necesario.

Al adaptarlo a tu vida, te permite a la vez mejorar el flujo de las cosas, ayudándote a liberarte de las cosas molestas. De esta manera te sentirás mucho más liviana.

Origen de la decoración minimalista

Los orígenes del minimalismo de interiores se remontan a los años 30 en Europa de la mano del arquitecto Ludwig Mies Van der Rohe. Este reconocido arquitecto pasó a la historia por la filosofía que había detrás de sus obras.

Bajo la premisa de “menos es más”, los trabajos de Ludwig se caracterizaban por sus formas simples, la simplicidad, la ausencia de elementos ornamentales y la importancia que le daba a los materiales utilizados.


Posteriormente, en los años 70 este movimiento comienza a popularizarse aún más en Estados Unidos como contraposición a los estilos recargados de la época.


Hoy en día goza de una popularidad creciente y cada vez más personas optan por esta opción para sus casas. En plataformas como Youtube o Instagram, los videos de decoración minimalista están en pleno auge.

Podemos decir que pese a tener una historia de tantas décadas, el minimalismo de interiores hoy en día está más vivo que nunca.

Claves de la decoración minimalista

La decoración de una casa minimalista se caracteriza  sobretodo por la simplicidad. Las superficies lisas, los colores neutros y las líneas rectas y limpias son las protagonistas. 


Los hogares minimalistas cuentan con pocos muebles y cada elemento tiene una finalidad práctica, no se coloca ni un objeto simplemente por llenar el espacio. Los muebles escogidos son siempre sencillos, con líneas rectas y de materiales naturales como la madera (para aportar calidez) o el vidrio (para dejar pasar la luz).


En cuanto a la arquitectura, se da especial importancia a los materiales y se suele optar por techos altos y espacios abiertos. A menudo se utiliza la construcción como elemento decorativo, realzando la belleza por ejemplo del suelo o de la forma de una pared.


En los hogares minimalistas no encontramos estampados llamativos y en los textiles y decoración se apuesta por formas geométricas. No se utilizan demasiados elementos decorativos, pero los más comunes suelen ser cuadros abstractos o minimalistas, plantas u otros elementos decorativos que no afecten a la armonía del resto de decoración.  


Otra de las prioridades del minimalismo de interiores es crear sensación de amplitud y optimizar el espacio. Es por esto que se le da importancia a aprovechar la luz natural y complementarla con lámparas e iluminación artificial.

Para crear esta sensación de amplitud también se utilizan muebles bajos, colores claros y espejos que ayudan a agrandar las habitaciones ópticamente.


El estilo minimalista tiene grandes influencias de la decoración japonesa y por tanto, también busca generar una sensación de paz y tranquilidad en el hogar.

Esto se consigue manteniendo el espacio ordenado y despejado, trabajando la simetría de todos los elementos del hogar e incorporando elementos de la naturaleza como las plantas o los materiales naturales.

Consejos sencillos para aplicar el minimalismo de interiores

  • Utiliza una estética simple y sobria. Las líneas rectas y limpias dan una sensación de orden y mayor espacio.
  • Debes tener en cuenta la paleta de colores, deben ser claros para aprovechar toda la luz natural del espacio. 
  • Si quieres tener un buen efecto de profundidad, debes tener en cuenta los contrastes, colores claros con otros medios y oscuros.
  • Los muebles que quedarán muy bien con el estilo minimalista son los fabricados en madera artificial o aglomerado. Recuerda que el mobiliario también debe ser simple y reducido para no recargar los espacios.
  • Las lámparas y otros elementos decorativos con toques metálicos aportan brillo y destellos luminosos.
  • Para que el lugar se sienta más cálido y acogedor, te recomendamos utilizar accesorios como alfombras y cojines de materiales naturales. Con el lino, el algodón o la lana lo conseguirás.
  • Los elementos decorativos se encuentran limitados en este estilo, que tiende al orden y a no recargar los espacios.

¿Por qué adoptar un estilo minimalista en casa nos ayuda a mejorar nuestra vida?

Si aún tienes dudas de adoptar el estilo sencillo y simple a la decoración de tu hogar porque te gusta tener muchas cosas o no te sientes capaz, te contamos que hacerlo puede ayudar a mejorar tu vida y tu salud:

  1. Al adoptar el minimalismo como base en tu vida, reduces la cantidad de elementos que tienes en casa. Esto trae como consecuencia la reducción de tiempo dedicado a los quehaceres, dando lugar a invertir mayor tiempo en labores necesarias.
  2. Si trabajas o estudias en casa, notarás que tener el espacio despejado reducirá las distracciones, permitiendo estar más concentrada. Con esto, podrás ser más eficiente en lo que estés haciendo, y por lo tanto lograrás tus objetivos a tiempo y a gusto.
  3. Tareas sencillas  y que hacemos cada día como elegir qué ropa ponerte o encontrar el cargador de tu móvil, serán más fáciles porque estará todo organizado. Ganarás más energía y te sentirás mejor porque no tienes que hacer tanto esfuerzo en cosas pequeñas que se acumulan y drenan tu energía.
  4. También vemos reducido el estrés y la ansiedad que nos causa ver tantas cosas acumuladas en un lugar. Esto, aunque no lo creamos, afecta a nuestra salud mental.
  5. Llevar un estilo de vida minimalista en casa facilitara muchísimo posibles futuras mudanzas. Poder cambiar de casa  cuando queramos sin muchos quebraderos de cabeza nos dará libertad para poder tomar decisiones importantes en nuestra vida.

Cómo adoptar el minimalismo en casa: la importancia del decluttering o depuración 

Disfrutar del espacio de manera organizada, transmite mayor tranquilidad y para ello es muy importante hacer una depuración de la casa. Para ello, lo primero que debes hacer es detenerte a pensar sobre todas las cosas que tienes en armarios, cajones o a simple vista.


Una vez sepas cuáles son los elementos verdaderamente necesarios, el resto será más fácil. Al deshacerte de lo que no necesitas, te sentirás aliviado y con una sensación de tranquilidad. No te aferres a cosas que ya no usas, o cuyo último uso fue hace más de 6 meses.


Los objetos con valor sentimental son la carga más común en nuestras vidas, pero eventualmente no tienen ningún valor. Por ello es mejor dejarlos ir.

Checklist de decluttering para un hogar minimalista

  1. Haz una limpieza general del hogar. Dona aquellos objetos que no tienen una función específica o abarcan mucho espacio y organiza el resto  para reducir el numero de objetos a la vista que hay en tu casa.
  2. Organiza tu armario, retira las prendas que no uses con frecuencia o tengas más de 6 meses sin usar.
  3. El siguiente paso es hacer decluttering en tu cuarto de bano y tocador. Revisa tus productos de higiene personal, sólo quédate con aquellos que sean sumamente esenciales y no dudes en deshacerte de todos los productos que puedan encontrarse ya en mal estado.
  4. Haz una limpieza de alacena y refrigerador siguiendo los mismos pasos.
  5. Aplica el decluttering también a tu ordenador y dispositivos. De nada sirve que tu casa sea minimalista si luego al encender el ordenador o la tablet lo único que ves es desorden. Para realizar decluttering en tus dispositivos digitales, puedes comenzar por eliminar los programas o aplicaciones que ya no utilices, limpiar la bandeja de entrada de tu correo electrónico, ordenar tus fotos y archivos en carpetas y reducir la cantidad de elementos que tienes en tu escritorio o pantalla de inicio.
  6. No olvides hacer un respaldo en la nube de los archivos y proyectos que más te importan.

Conclusiones sobre una decoración minimalista

Luego de empezar a vivir una vida minimalista, te darás cuenta que es lo mejor que has podido hacer. No sólo por tu salud sino también porque estarás ayudando al planeta al consumir de una forma más responsable y generar muchos menos desechos que antes.


Si de verdad quieres aprender a vivir con menos, tómate un tiempo libre para seguir nuestros consejos y verás que tu vida va a mejorar.


Lo verás reflejado en todos los aspectos de tu vida, tendrás una casa más bonita y ordenada. Te enfocarás mejor en tus labores y tendrás más tiempo que dedicarle a cosas realmente importantes.

Puede que también te interese...

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *