Cómo empiezas tu día va a marcar el resto de tu jornada.
 
No es lo mismo levantarte de mal humor e irte corriendo al trabajo sin desayunar porque llegas tarde que empezar a trabajar con energía, sin prisas y con motivación para hacer todo lo que se te ponga por delante.
 
Por eso hoy os traemos diferentes técnicas para mejorar vuestra rutina de mañana y ser más productivos.

Beneficios de una buena rutina de mañana 

  • Mejora tu estado de ánimo para empezar el día. Tras hacer tu rutina te sentirás bien contigo misma por haber empezado el día como debes hacerlo.
  • Te hace estar más despierta a la hora de empezar a trabajar y por tanto serás más productiva desde el primer momento. Cuando tenemos una mala rutina de mañana, podemos tardar horas en empezar a ser productivos, lo cual acaba afectando a nuestro día pues necesitaremos trabajar más horas para conseguir el resultado que queremos.
  • Aprovechas la tranquilidad de la mañana para hacer cosas sin distracciones y conectar con tu entorno y contigo misma. Si tienes hijos o vives con varias personas, no encontrarás momento con más silencio y paz que cuando todos están aún durmiendo. 
  • Tachar tareas de tu lista desde bien temprano te deja con más horas libres de calidad por las tardes, en las que podrás disfrutar de tu tiempo sin pensar en todo lo que te queda aún por hacer.
  • Tener el valor de despertarte cada mañana a la misma hora y comenzar tu rutina en vez de posponer la alarma y seguir durmiendo, te ayuda a cultivar valores como la perseverancia, la paciencia y la disciplina
Rutina de mañana productiva: empieza mejor tu día
Rutina de mañana productiva: empieza mejor tu día

Rutina de mañana: El club de las 5 am

Este libro escrito por Robin Sharma, ha revolucionado la forma en la que muchas personas comienzan su día.
 
Según este autor, aprovechar la tranquilidad y paz que se respira a las 5 de la mañana puede ser el secreto para una vida exitosa. El autor recomienda que utilices tu primera hora del día de la siguiente manera:
 
  • 20 minutos para hacer deporte o cualquier actividad de movimiento. Esto te ayudará a estar en forma y a despertarte.
  • 20 minutos para apreciar el silencio y cultivar la paz contigo misma. Esto puedes llevarlo a cabo mediante la meditación, el mindfulness o simplemente sentándote en silencio a relajarte.
  • 20 minutos a formarte como persona y aprender algo nuevo. Por ejemplo, podrías aprovechar estos minutos para aprender inglés, leer un libro interesante, estudiar o leer blogs sobre temas que te importen.
 
Este método se basa en  la idea de que necesitas tres cosas para tener éxito en la vida: salud mental y física y conocimiento.
 
Tras esta rutina, estarás lista tanto física como mentalmente para afrontar el día de otra forma. Mientras todos duermen tú ya habrás hecho tres de las cosas que siempre todos nos proponemos como objetivo de principio de año y nunca hacemos: estar en forma, meditar y aprender cosas nuevas.
 
Esto te dará una autoestima y una energía imparable para tener éxito en todo lo que hagas ese día.
 
Si bien no todo el mundo puede levantarse a esta hora y está bien respetar nuestros propios ritmos, creo que es una teoría muy interesante y que se puede aplicar incluso levantándose un poco más tarde o a tu hora habitual.

Otras rutinas de mañana

Además del método de Sharma, existen muchas otras cosas que puedes hacer para empezar bien tu día:
 
  • Escribir. Ya sea de manera artística o escribiendo simplemente lo que hiciste el día anterior, escribir te permite desahogarte y poner tus pensamientos en orden.
  • Pintar, dibujar, la escultura… Cualquier actividad creativa puede ayudarte a expresar lo que sientes y a despertar tu lado más creativo desde bien temprano.
  • Planificar tu día. Una buena forma de asegurarte de que vas a tener un día productivo es abrir tu agenda y planificar tu día, estableciendo tus objetivos. No te llevará más de 5 minutos y puede cambiar tu día de forma drástica.
  • Si eres más espiritual, puedes empezar la mañana escribiendo tu journal o diciendo tus intenciones para el día, haciendo afirmaciones o agradecimientos
  • Un buen desayuno con tus seres queridos. Más allá de las cosas productivas, creo que también puede ser muy positivo dedicar un poco de tiempo a desayunar algo sano y delicioso y a pasar algo de tiempo con las personas con las que vives antes de comenzar tu día.
  • Pasear al perro. Esto lo adorará tanto tu perro como tú, pues te obligará a dar un paseo y disfrutarás de los beneficios de pasar tiempo de calidad con tu mascota. Si no tienes mascota, también puedes optar por paseos en soledad (sin móviles ni música): te ayudará a despejarte.
  • Leer un buen libro.
  • Observar el amanecer.
  • Hacer yoga. Con esto matarás dos pájaros de un tiro: harás ejercicio y te servirá para relajarte.
  • Dedicarte un momento para ti, para esas cosas que te hacen feliz pero nunca haces por falta de tiempo.
  • Hacer las cosas más pesadas del día. Empezar el día quitándote de encima las tareas más pesadas te dará un chute de alivio y energía.
Rutina de mañana productiva: empieza mejor tu día
Rutina de mañana productiva: empieza mejor tu día

Una buena rutina de mañana empieza con una buena rutina de noche

Como lo lees, de nada sirve tener una rutina de mañana perfecta si no has dormido bien.
 
Dormir bien es esencial para mantenernos sanos y productivos. Puedes pensar que no pasa nada por dormir un poco menos si eso te permite hacer más cosas, pero a la larga trae consecuencias.
 
De nada sirve ser un poco más productiva hoy, si eso conlleva que dentro de unas semanas estés tan cansada que no puedas hacer nada o caigas enferma.
 
Para tener una buena rutina de noche recomiendo no acostarte justo después de cenar, no irte a dormir muy tarde y apagar todos tus dispositivos una o dos horas antes de dormir. Preparar tu ropa y las cosas que te llevarás al trabajo el día siguiente no te llevará más de 5 minutos y te ahorrará estrés y tiempo de tu mañana.

Conclusión

La forma en la que comenzamos nuestra mañana es clave para ser productivos y exitosos.
 
Una buena rutina de mañana es la que activa tu cuerpo y te llena de energía y positividad para afrontar el día.
 
No hay reglas inamovibles para tu rutina de mañana, simplemente debes probar y quedarte con lo que mejor te funcione. Eso sí, nunca sacrifiques tu salud ni tus horas de sueno por hacer más cosas durante el día.
 
Si quieres aprender más sobre este tema, te recomiendo estos dos libros:

Puede que también te interese...

Leave a Reply

Your email address will not be published.